Ucrania gana y España se clasifica en el puesto 22 de Eurovisión 2016

La cantante ucraniana Jamala ha ganado con su canción “1944” la 61ª edición del Festival de Eurovisión, que ha tenido lugar en el Globe Arena de Estocolmo. Por su parte, la representante de España, Barei, ha terminado en 22ª posición.

Jamala, de origen tártaro, es cantante, compositora y actriz. Es autora de “1944”, un tema que hace alusión a la deportación de los tártaros de Crimea. Su abuela, a la que dedica el tema, fue una de las víctimas de esta deportación.

Se trata del segundo triunfo de Ucrania en el Festival de Eurovisión. La primera vez venció en 2004 con la cantante Ruslana y la canción “Wild dances”.

La decepción de la noche ha sido la del candidato ruso Sergey Lazarev, que desde hacía meses lideraba las casas de apuestas como favorito para ganar Eurovisión y finalmente ha quedado tercero, por detrás de Ucrania y Australia.

Finalmente no ha habido suerte y Barei ha quedado en 22ª posición, siendo una de las más aplaudidas de la noche por los espectadores del Globe Arena.

Los votos del jurado profesional de TVE

El Festival de Eurovisión ha cambiado este año su método a la hora de comunicar los votos, anunciando por separado las votaciones de los jurados profesionales de cada país y las del televoto. De este modo, el jurado de TVE (integrado por Xuso Jones, Salvador Beltrán, Electric Nana, Maverick y Coral Segovia) ha votado:

• Armenia: 12 puntos
• Hungría: 10 puntos
• Australia: 8 puntos
• Francia: 7 puntos
• Malta: 6 puntos
• Italia: 5 puntos
• Rusia: 4 puntos
• Netherlands: 3 puntos
• Azerbaiyán: 2 puntos
• Israel: 1 puntos

Por otra parte, los países que han votado a España han sido los siguientes:

• Azerbaiyán: 1 punto
• Dinamarca: 1 punto
• Malta: 2 puntos
• Francia: 3 puntos
• Armenia: 3 puntos
• Bulgaria: 4 puntos
• Israel: 4 puntos
• Hungría: 5 puntos
• Polonia: 5 puntos
• Australia: 5 puntos
• Albania: 6 puntos
• Noruega: 7 puntos
• Moldavia: 8 puntos
• Italia: 12 puntos
• TELEVOTO: 10 puntos

Con una audiencia estimada de 200 millones de telespectadores, el Festival de Eurovisión ha vuelto a ofrecer una final digna del gran espectáculo televisivo que es. Más allá de las fronteras de Europa, el Festival se ha emitido en directo en otros países como China y, por primera vez en la historia, en Estados Unidos de costa a costa.

Anuncios